OTROS NEGOCIOS: DESARROLLO DE TURISMO RESIDENCIAL

Las Colinas Golf & Country Club tuvo una evolución desfavorable en el ejercicio. Si bien, por quinto año consecutivo, esta línea de negocio generó un EBITDA positivo. Tras haber obtenido un EBITDA de 13,1€m en 2018, éste ha pasado a 3,9m€ en 2019 (criterio contable).

La actividad de desarrollo inmobiliario residencial es el negocio principal, que incluye la venta de suelo y de viviendas en promoción. Conviene mencionar que la evolución que se describe a continuación está realizada desde el punto de vista de ventas y márgenes con criterio comercial, si bien la cuenta de resultados por negocio mostrada al inicio de esta sección sigue el criterio contable. La caída fue de un 16,8% en ingresos comerciales hasta los 28,0€m y del 30,8% en términos de margen comercial, hasta los 12,1€m. El motivo se explica por una notable ralentización de las ventas de proyectos de villas llave en mano. Si bien, la evolución de las ventas de parcelas a promotores y de apartamentos por parte de la joint venture con Somium Premium Properties ha sido positiva.

Por lo que se refiere a las operaciones, esto es la actividad de golf, restauración y alojamiento, la caída en facturación fue del 2,2%, hasta los 4,9€m. En cuanto al EBITDA, descendió considerablemente, hasta los 44€k. La fuerte caída se debe fundamentalmente a las condiciones meteorológicas adversas que se produjeron en los meses de abril y septiembre. En concreto, la DANA (Depresión aislada en niveles altos) que azotó en el mes de septiembre la zona de Levante, tuvo un impacto considerable en Las Colinas Golf & Country Club. Se produjeron graves daños en el campo de golf que impidieron el juego durante unos días en plena temporada alta y hubo un gran número de anulaciones de reservas, afectando considerablemente al negocio. El EBITDA excluye el coste de las reparaciones extraordinarias en el que se incurrió.

Principales magnitudes financieras de Las Colinas Golf & Country Club

Las Colinas Golf & Country Club tuvo una evolución desfavorable en el ejercicio. Si bien, por quinto año consecutivo, esta línea de negocio generó un EBITDA positivo. Tras haber obtenido un EBITDA de 13,1€m en 2018, éste ha pasado a 3,9m€ en 2019 (criterio contable).

La actividad de desarrollo inmobiliario residencial es el negocio principal, que incluye la venta de suelo y de viviendas en promoción. Conviene mencionar que la evolución que se describe a continuación está realizada desde el punto de vista de ventas y márgenes con criterio comercial, si bien la cuenta de resultados por negocio mostrada al inicio de esta sección sigue el criterio contable. La caída fue de un 16,8% en ingresos comerciales hasta los 28,0€m y del 30,8% en términos de margen comercial, hasta los 12,1€m. El motivo se explica por una notable ralentización de las ventas de proyectos de villas llave en mano. Si bien, la evolución de las ventas de parcelas a promotores y de apartamentos por parte de la joint venture con Somium Premium Properties ha sido positiva.

Por lo que se refiere a las operaciones, esto es la actividad de golf, restauración y alojamiento, la caída en facturación fue del 2,2%, hasta los 4,9€m. En cuanto al EBITDA, descendió considerablemente, hasta los 44€k. La fuerte caída se debe fundamentalmente a las condiciones meteorológicas adversas que se produjeron en los meses de abril y septiembre. En concreto, la DANA (Depresión aislada en niveles altos) que azotó en el mes de septiembre la zona de Levante, tuvo un impacto considerable en Las Colinas Golf & Country Club. Se produjeron graves daños en el campo de golf que impidieron el juego durante unos días en plena temporada alta y hubo un gran número de anulaciones de reservas, afectando considerablemente al negocio. El EBITDA excluye el coste de las reparaciones extraordinarias en el que se incurrió.

Principales magnitudes financieras de Las Colinas Golf & Country Club